La Frase de Hoy

15 de agosto de 2019

Regresando a escena

Hace siete años, aproximadamente en abril o mayo, surgió la idea de hacer un disco con música propia entre Oly Betancourt y yo. Hace siete años entonces que no hemos tenido actuaciones de manera regular ni hemos ido más allá de lo que el disco en mención ha permitido, que no es mucho para ser francos, y la pregunta sería: "No son demasiados siete años para lanzar un primer disco?". De hecho así es, siete años son muchos años como para colocar material propio en el mercado y disculpas y justificaciones habrá muchas también pero siete años pueden determinar demasiadas cosas. No culparé a nadie pero es cierto que en este tiempo influyeron muchas cosas que nosotros concedimos en disposición que no fue correspondida. Nombres?, no, para qué?, sería otorgar publicidad gratuita que nosotros necesitamos más.

En siete años he cambiado muchas cuerdas en mis guitarras y el cabello me ha crecido, lo he cortado y ha crecido otra vez. He cambiado mi imagen ya más de una vez y hasta leo otras cosas, escucho más música y he cambiado muchos criterios desde entonces. Al final, han transcurrido siete años de los cuales ya son tres en los que el disco "Rooted Time" está publicado en los portales de Reverbnation y SoundCloud. Se ha cancelado dos veces una gira y se han ofrecido disculpas a empresarios que hoy podrían ya no creer mucho en nosotros. Siete años en los que "Vassy Courtes" ha ofrecido menos que "Crash Fuego Blanco" (una banda previa) en cinco, no obstante que Vassy Courtes tiene mejor infraestructura.

Pero el asunto sigue. Después de que hubo un elemento que se inventó enfermedades en el oído (porque le dio flojera ensayar) y eso echó por tierra el inicio de la promoción del disco en 2017, y después también de que tuve un accidente que me lesionó la mano izquierda, al final estamos nuevamente en el punto de partida. Podría tirar la toalla y considerarlo como "Un proyecto fallido" o "Un fracaso artístico" pero no será así, no era la idea al comenzar todo esto y no es la idea a pesar del tiempo que se ha perdido. Es verdad también que sirvió para ver de modo general y con rayos x con quién y con qué se cuenta para estas cosas. También supongo que tener un proyecto propio que incluye música y show es un escalón arriba de ser un grupo que se la pasa buscando actuaciones en bares y espacios condicionados. Es decir, ahora es un producto cultural que debe venderse aparte y eso es una responsabilidad con la que no cualquiera puede, especialmente quienes tienen que inventar historias para eludir responsabilidades, cierto?.

No sé, no tengo una razón de peso para justificar el volver al punto de partida pero sí sé que quiero hacerlo, sé que quiero cumplir esta y más metas (como un segundo disco en el que ya estamos trabajando). Sé también que debo agradecer a Javier Bojorge por el tiempo que nos tuvo paciencia de Santo de 2014 a 2018 e igualmente a Óscar Martínez por la misma paciencia, ambos bateristas. Lamento que se hallan desanimado pero entendemos sus razones y en lo que a mí respecta siempre tendrán un lugar en el grupo.

Y agradezco al equipo de apoyo como son Los Aldeanos (Iván Arellano, Max y Brenda Liverant, Itzel Galindo, Roque Carrizales y Clarisse Hömmz) así como obviamente a nuestro manager, Ing. Lucio Usobiaga, y su equipo administrativo no sin mencionar todo mi reconocimiento a mis colegas a bordo, Oly Betancourt y Héctor Melgarejo, sin los cuales este regreso a escena sería prácticamente imposible. A ustedes quienes nos siguen en redes sociales y en los portales mencionados, también les debo infinitas gracias.

De mi mayor consideración

Messy Blues
Guitarrista de Vassy Courtes