La Frase de Hoy

13 de abril de 2016

Y por qué nos sale mal?

La Empatía, algo que desconocemos los mexicanos

Hasta hace todavía muy poco, y a pesar de contar con valiosas amistades y apoyos morales de algunos familiares, yo solía sostener conflictos varios con personas con las que chocaba de entrada (y no siempre fui yo el que reaccionaba así, hay que destacar) siendo muchas veces bastante enconoso en mis desquites. De hecho fue hasta que me sentí bastante defraudado por una persona a la que de verdad estimaba que me di cuenta de lo miserable que se puede llegar a ser teniendo una personalidad poco participativa y poco coherente con lo que se predica. Es decir, reconozco que mi forma de ser, si bien tratando de ser cordial, muchas veces rayaba en lo megalómano y solía confrontarme por asuntos tan absurdos como poco prácticos moralmente hablando.

De esa ocasión en la que me sentí defraudado hice un análisis interno y me puse en el banquillo observando las cosas que estaban bien y las que no estaban bien en mí. Sin lugar a dudas descubrí que es verdad aquello de "Lo que te choca te checa". Era obvio que debí sentir mucho odio y rencor pero de repente me detuve precisamente a hacer ese análisis de mí mismo, sin autocompasiones, sin autoglorificaciones, sin sentimientos intermedios, fríamente. quién soy, qué soy, cual es mi misión?. Si fui parte de un juego o no, se debió a que yo mismo me presté. Descubrí que yo mismo era parte de esas cosas que solía odiar, yo mismo tenía esos defectos que no me gustaban de la gente y de hecho yo mismo solía ser bastante envidioso en algunas situaciones. El caso es que descubrí que yo tenía poca capacidad de empatía y eso no era nada bueno. Me vería bastante ridículo haciendo ver que de repente fui iluminado y cambié. No, no creo haber cambiado ni un ápice pero aprendí, eso sí, a ser más tolerante y lo hice por conveniencia propia, confieso.

Al punto. En el perfil facebook de una apreciada amiga y colega musical leí algo que me llamó particularmente la atención y fue una "meme" en la que decía que a los mexicanos nos va mal por lo siguiente:
  • Desigualdad económica
  • Desconocimiento de la realidad
  • Incapacidad por ser empáticos
  • Asumir como válido todo lo que se dice en los medios de comunicación
  • Nos falta curiosidad por indagar sobre el mundo que nos rodea, conocernos a nosotros mismos y el lugar que habitamos (y metidos en el FB, peor la cosa)

Creo que lo anterior no es la biblia pero tiene mucho de razón. Me enfocaré no obstante a la empatía que definitivamente es la virtud que nos permite interactuar con la gente, tanto con la que encajamos a la perfección como con la que no encajamos y eso es bien importante porque en este mundo hay tantos criterios como personas y somos millones de estas en este planeta. Nuestra vida diaria será siempre afectada por la interacción con el resto del mundo.

En México se da mucho la problemática de las fricciones con los demás porque creemos que los demás quiere fastidiarnos. Nos sentimos tan perfectos que creemos que los demás están equivocados y esto puede ser evidente desde una charla que deriva en discusión hasta una pelea en el transporte público porque alguna persona nos codeó sin darse cuenta y si la otra persona resulta igual de necia el pleito es seguro. Podemos no saber mucho de lo que nos gusta pero sí alegamos que somos expertos y tachamos de incapaces a otros que realmente pueden hacer bien las cosas y hasta pareciera que nos molesta mas si la otra persona decide ignorarnos. Nos convertimos en especímenes de guerra sin estar capacitados para la misma.

El famoso "bullying" que, si bien no es exclusivo de nuestro país, sí es muy común en el mismo. Si somos físicamente superiores gozamos del poder que ello nos da, si somos manipuladores aprovechamos esa capacidad para hacer y deshacer controlando a los demás. Solo somos muy amigos, casi hermanos, de personas que han logrado aceptarnos y nos soportan tal cual somos pero incluso en esos casos algunos terminan alejándose eventualmente. Somos capaces de hacer burla pública del mal ajeno y nuestro sentido del humor puede ser tan cruel que lastimamos mas que si golpeáramos a la gente aunque nosotros consideremos que "son bromas".

Nos cuesta trabajo mostrar sentimientos y hasta podemos ser incluso generosos pero nuestra forma poco empática de ser siempre nos pondrá en un plan de conflicto permanente. Pocas veces, realmente muy pocas veces, aceptaremos que la postura equivocada fue de uno mismo. No estaría de más mencionar que muchas guerras comenzaron por la poca empatía que sintieron personas que en ese momento tenían un poder que requería responsabilidad.

Ahora bien. Es muy triste que nosotros, los mexicanos, alabemos tanto a personas de otros países y seamos tan despreciativos con nuestros vecinos. Para muestra un botón: cuando hubo atentados en Francia muchos pusimos en nuestros perfiles de facebook un "watermark" de la bandera de ese país y hubo una reacción adversa de "en Siria también hay muertos y nadie puso la bandera de Siria", "en México también hay muertos y nadie puso la bandera de México" y así el caso podría extenderse a muchos ejemplos y no es la importancia que en realidad no tiene el facebook, sino la evidente muestra de la falta de empatía que existe entre nosotros, aunada esta con los demás problemas señalados en la lista antes citada.

Hoy no soy, como ya dije, un iluminado ni mucho menos. En realidad solo he subido un escalón hacia el mejoramiento al tratar de reconocer que mis lados negativos son el peor lastre para un estado de estabilidad emocional pero sí me resulta muy triste ver que en México tendremos tecnología de punta y sistemas educativos envidiables pero como personas aún estamos en la antesala y no mostramos muchas ganas de cambiar la programación mental para sentirnos mejor y mas productivos.

Es cuanto

Messy Blues

No hay comentarios: